Ensayo

Carlos Mendizabal. Sexquicentenario de un pionero de la ciencia ficción

separadorPor Javier Barreiro

separador

 

Carlos MendizabalCasi desconocido por los mismos aragoneses, el 13 de septiembre se cumplió el 150 aniversario del nacimiento en Zaragoza de este ingeniero polifacético, militar, escritor novedoso y peregrino, científico, políglota, inventor del proyector cinematográfico “Cinesófoto”, que presentó en 1931 y hombre de personalidad tan interesante como estrambótica. Recojo aquí el artículo de mi Diccionario de Autores Aragoneses Contemporáneos (1885-2005), Zaragoza, DPZ, 2010, pp. 725-727.

 

 

MENDIZÁBAL BRUNET, Carlos, Zaragoza, 13-09-1864 / Málaga, 31-01-1949

 

A temprana edad quedó huérfano de padre, un catedrático de Francés del instituto de Zaragoza que estuvo entre los fundadores del diario El Noticiero. Estudió el bachillerato en la capital aragonesa e ingresó en la Academia de Ingenieros de Guadalajara, de donde salió con el número uno de su promoción. Permaneció en el ejército hasta 1894 cuando, con el grado de teniente, solicitó la licencia absoluta. Ocupó entonces un puesto directivo en Altos Hornos de Bilbao, pero, tras mostrar su apoyo a los obreros durante una huelga, abandonó su cargo y en 1901 regresó a Zaragoza. En la capital del Ebro fundó fábricas y sociedades, divulgó inventos y tuvo un destacado protagonismo en el desarrollo empresarial de la ciudad. Su pasión por los avances industriales le llevó a crear una oficina de patentes en Barcelona y a trabajar en diferentes campos de la Mecánica y la Óptica. Fue miembro de la Academia de Ciencias y viajó por toda Europa empujado por su curiosidad intelectual. Germanófilo convencido y de arraigadas convicciones religiosas, que reflejó en su literatura, en sus últimos años impartió clases en el colegio de los Jesuitas de Málaga.

Hombre de gran cultura, políglota y traductor, con su novela Elois y Morlocks, publicada bajo el seudónimo de Lázaro Clendábims, se convirtió en uno de los principales pioneros de la ficción científica en España. Dicha obra está relacionada con La máquina del tiempo de H. G. Wells y, en algunos aspectos, anticipa presupuestos de la orwelliana 1984. Más tarde, inició la redacción de una serie de narraciones bajo el marbete común de “Los milagros laicos”. Tuvo preparadas más de una decena de ellas pero, finalmente, sólo se editaron dos: Pygmalion y Galatea y Anafrodisis, que aparecieron ya sin seudónimo. En ellas, como subraya Juan Domínguez Lasierra, “fracasa el milagro científico humano frente al único y último poder divino”. El autor abomina tanto de comunismo como de capitalismo, en favor de un humanismo católico. Su primer baile es una crítica de costumbres con una muy original disposición formal que, en su estructuración, participa de la poesía y el género teatral, si bien no deja de sorprender el desaforado conservadurismo de su mensaje. Por su parte, La colisión incide en el género histórico. Décadas después de su fallecimiento, uno de sus hijos dio a la imprenta La ira del sol, otra de sus apocalípticas creaciones de ciencia-ficción, con poso moralizante, en la que toda la humanidad sufre ceguera tras varias explosiones solares.


separador

OBRAS

Estudio sobre el estado en que se encuentra el templo de Nuestra Señora del Pilar (ensayo), Zaragoza, Tip. La Editorial, 1904.

Elois y Morlocks. Historia de lo porvenir según la narración de Zacharias M. Blondel (novela, con el seudónimo de Dr. Lázaro Clendábims), Barcelona, Juan Gili Editor, 1909.

Aragón, productor de aceros (conferencias), Zaragoza, Tip. La Editorial, 1918.

Pygmalion y Galatea (novela), Madrid, Pueyo, 1922.

Anafrodisis (novela), Madrid, Renacimiento, 1922.

Su primer baile (novela breve), Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1924.

La colisión (novela), Madrid, Editora Internacional, 1925.

La ira del sol (novela, con el seudónimo de Zacharías M. Blondel), Madrid, Biblioteca Nueva, 1983.

separador

BIBLIOGRAFÍA ESCOGIDA

CASTÁN PALOMAR, Fernando, Aragoneses contemporáneos 1900-1934 (Diccionario biográfico), Zaragoza, Herrein, 1934, pp. 354-355.

DOMÍNGUEZ LASIERRA, Juan, “Un H. G. Wells español y zaragozano”, Heraldo de Aragón, 12-X-1986.

Voz: “Mendizábal Brunet, Carlos”, Gran Enciclopedia Aragonesa, apéndice II, Zaragoza, UNALI, 1987, pp. 223-224.

“Carlos Mendizábal, el H. G. Wells español”, Oscura turba de los más raros escritores españoles, Zaragoza, Xordica, 1999, pp. 149-157.

FERNÁNDEZ CLEMENTE, Eloy, Gente de orden. Aragón durante la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), tomo IV, Zaragoza, Ibercaja, 1997, pp. 54-55.

MAEZTU, Ramiro de, “Elois y Morlocks”, La Correspondencia de España, 5-VI-1909.

MAINER, José-Carlos, “Una paráfrasis de H. G. Wells en 1909 y algunas notas sobre la fantasía científica”, Letras Aragonesas (Siglos XIX y XX), Zaragoza, Oroel, 1989, pp. 117-160.

separador

separador

separador

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s