Número 14 / Junio 2016

Editorial

En el marco del Congreso de la Asociación Aragonesa de Escritores que se celebra en la ciudad histórica de Daroca se difunde el número 14 de Imán—la revista digital, órgano de la AAE— entre asociados, lectores y amigos del mundo entero que nos siguen en forma creciente desde que elegimos el formato electrónico.

Un número diverso y variado que tiene a tres poetas —Rosendo Tello, Francisco Caro y Fernando Andú— como eje central. Sobre el poeta Premio de las Letras Aragonesas 2005 y autor de Revelaciones del silencio (2015), presentado en solemne acto en el Teatro Principal, se reproducen sus palabras leídas con emoción por su esposa Maribel y un esclarecedor artículo de Manuel Martínez Forega. De Francisco Caro, premio de poesía Ciudad de Zaragoza (2008) y Nacional de Poesía José Hierro (2010) y del reciente libro Plural de sed (2015), Miguel Ángel Yusta presenta una selección de su obra poética caracterizada por “poseer una voz lírica incisiva y delicada”. Finalmente, de Fernando Andú, docente en Túnez y activo promotor de la lengua española en ese país, se incluyen un par de poemas inéditos de su producción más reciente.

La controvertida figura del rey Fernando el Católico, ensalzada y mitificada por unos y otros, es revisada —en ocasión de su centenario—por el historiador y novelista José Luís Corral en un buen documentado ensayo. El más rancio conservadurismo ideológico que se trasluce en panegíricos que acompañaron las celebraciones en 2015 es minuciosamente desmontado por Corral para concluir que “el manido Fernando el Católico sigue esperando una buena biografía”.

Se cumple este año, el cuatrocientos aniversario de la publicación de Utopía (1516) de Tomás Moro. Mientras se preparan las celebraciones previstas —entre otras, un gran Congreso Internacional en Lisboa y otro en la Universidad Eotvos Lorand de Budapest— vale la pena recordar que desde 1989, con el desmoronamiento del bloque soviético, se ha generalizado la idea que el discurso utópico ha perdido toda vigencia. En “Utopías negativas y herejías permanentes” Fernando Aínsa retraza el desarrollo de las anti-utopías en la obra de Orwell, Zamiatin y Jack London, para proponer, al final, una visión más optimista del pensamiento utópico: “un mundo con derecho a la esperanza del mañana incierto es sólo posible si se mantiene abierta la posibilidad de la herejía permanente que el poder rechazar el presente infalible implica”.

La personalidad de Amparo Poch, , doctora en medicina cuando esa no era profesión admitida para mujeres, anarquista zaragozana y militante de la CNT, —es evocada por Concha Gómez Cadenas en un artículo entre lo académico y periodístico. Con tono ágil, la autora reivindica esta olvidada figura de nuestra historia : una mujer que desplegó una intensa actividad asistencial en Madrid, Valencia y Barcelona durante la guerra civil, para refugiarse en Francia al final de la contienda. Hostigada durante la ocupación, vuelve al ejercicio de la medicina en Toulouse en los años posteriores a la Guerra Mundial, hasta que cae abatida por un cáncer cerebral. Sus últimos meses de vida y el probable intento de suicidio han sido investigados por Gómez Cadenas con cuidadoso apoyo documental.

En “Descubriendo a la Gente Nueva”, Ada del Moral recupera una generación que, entre fines del siglo XIX y principios del XX, desarrolló una intensa actividad cultural y literaria de vocación republicana y formó parte de la bohemia de la época, esa que “con los pantalones rotos, la tuberculosis en los pulmones y agujeros en los bolsillos”, moría en la miseria ejerciendo el periodismo libre pensante.

Ricardo Ramos Rodríguez nos presenta otro “Bilbitano en la historia”. Joaquín Dicenta, cuya memoria recupera como ha hecho con otras figuras de Calatayud. En la reciente Feria del Libro de Zaragoza Ediciones Pregunta ha reunido el conjunto de sus semblanzas en un pequeño y agradable volumen que ha prologado José Verón Gómez, otro bilbitano que pasará a la historia.

Los cuentos de Pilar Aguarón Ezpeleta, publicados en Las verdaderas historias de amor son pasajeras (La fragua del trovador, Zaragoza, 2015), presentados en un gran acto público el pasado mes de febrero, son comentados por Fernando Aínsa como una palmaria demostración que la mejor tradición del realismo aragonés sobrevive a los avatares de cambios y modas. Un cuento inédito de Aguarón, “No hay mal que por bien no venga” acompaña la reseña.

La joven escritora Chusa Garcés, autora de relatos publicados en la Editorial Pregunta (Amor, blanco roto, 2013) y la novela ensayo Jodido Joyce (2015) presenta un original relato inédito “Los azares en el origen de la primera guerra”.

En resumen: un número de Imán que puede garantizar buenas y variadas lecturas para el verano.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s