Editorial

EDITORIAL IMAN 17

Cuando se me propuso dirigir esta revista, las premisas las tuve muy claras: calidad, apertura y compromiso.

La calidad, sin duda alguna, habla por sí misma al recorrer los contenidos de las diversas secciones, por tanto, no creo que requiera de más palabras por mi parte. En lo que a la apertura se refiere, se ha procurado integrar al mayor número de creadores posibles, asociados o no, de aquí o no, conocidos o no. La apertura no solo se ha centrado en los nombres, sino que se ha extendido a los contenidos, así como al equipo de trabajo. Por último el compromiso que es, evidentemente, con los lectores, a quienes hemos querido brindar la mejor revista posible al alcance de nuestros medios (es decir, de nuestro esfuerzo, al no haber otros recursos a nuestra disposición), con la cultura aragonesa, a la que queremos servir con todo el rigor y empeño posibles y, por último y no menos importante, con nuestros asociados, a quienes hemos querido brindar espacios dedicados: La Gaceta, con obras de creación de nuestros socios, y el apartado de reseñas; sin menoscabo de participar en otros apartados de la revista, en los que también hemos solicitado su valiosa colaboración.

Nos hemos centrado en el desarrollo de cada una de las secciones, incluyendo nombres nuevos al lado de nombres consagrados. Hemos querido incluir tanto fragmentos de textos (selecciones) como textos completos (poemarios completos, por ejemplo). Hemos pretendido impulsar el Ensayo, buscando textos que puedan aportar a la red datos poco conocidos o de difícil acceso. Hemos querido respetar la diversidad de edad, estilo, género… En este punto he de apostillar que no se ha aplicado ninguna política de cupos y que las personas que están es por el interés que nos despierta su obra, por el deseo de formar parte en la difusión de su trabajo y, en tal medida, se les ha solicitado su colaboración -de la cual, huelga decir, estamos tan orgullosos como agradecidos.-

También hemos querido innovar y hemos abierto varias líneas nuevas. Este número recoge dos secciones que queremos nos acompañen en los próximos números: El Cementerio de Editoriales, en el que rescataremos los esfuerzos por editar y difundir obras inéditas en Aragón, y Semblanzas, sección en la queremos homenajear semestralmente a las grandes figuras de la literatura aragonesa.

Por último, hemos incluido una sección que nos ha llevado tanto trabajo como alegrías nos ha traído: El Dossier. El Dossier nace como separata dentro de la revista y, por esto mismo, se ha incluido una versión descargable en formato “tablet” para poder leerse sin necesidad de conexión. Se trata de un suplemento independiente y monotemático que trata de poner en valor algún aspecto de la cultura aragonesa o traer un cierto valor a esta. En el primer número hemos optado por esta segunda opción, acercando a nuestros lectores la realidad editorial uruguaya de este siglo XXI. Obviamente es una antología tan arbitraria como cualquier otra, pero que nos parece que, en sus 112 páginas, pueden leerse nombres muy muy relevantes y piezas de gran diversidad, y como indicábamos, de escritores de varias generaciones que, actualmente, están publicando en aquellas tierras.

Seguramente habremos hecho muchas cosas mal, no estamos aquí para negarlo, pero sí para comprometernos en la mejora continua y en el empeño de hacer una revista mejor. Para ello queremos contar también contigo. Puedes darnos tu opinión y/o enviar tus propuestas a aecritores@gmail.com

Un saludo,

Ricardo Díez Pellejero

Director Revista IMÁN