por Jesús Arroyo

El grifo (poema II)

		Hay un reguero rojizo
		que desciende lento.
					Goteo de un grifo corroído,
					lágrimas de un ayer interminable.

		Se suceden.
		Son la tortura sobre la frente
		que hace muesca en las vísceras
		y se fija a la piel
		como tatuaje adolescente.

		Cuanta necesidad
		de un nuevo manantial que se aproxima…


EL grifo (poema IV)

		El perro sediento 
		del suelo lame 
		la gota malgastada 
		del viejo grifo.

		Ahora 
			todo se queda 
					en las digestiones.

Después de cenar

		Han quedado migajas en la bandeja de la cena
		sin perro que coma de esas sobras
		ni hormiga que comparta su ganancia.

		Ahora me pongo a pensar 
		¿si dejamos la bandeja con el brillo del acero
		quién de los dos es hormiga?

		Un perro ladra en el jardín.


 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies