OFERTORIO
(Número desnudo)

 

Sin ti, sin una lágrima

que llore por el tiempo destruido.

Sin ti, sin nadie, porque nace, porque muere,

porque se tiene miedo a la noche sin fondo,

la posibilidad que se estremece

de ser algo y, también,

de ser alguien diferente:

antes de lo previsto,

antes de lo imaginado.

Hasta que se pierde o se vive

y se cree en lo que está ausente

o no existe: como la poesía

sin tiempo o el tiempo sin poesía

o la amistad sin un amigo

o el amor sin una compañía;

ni siquiera la cercanía de una madre

que nos mira de lejos

cuando el mar se aproxima

a una vida que no es eterna,

pero nos deslumbra en la orilla.

¿Por qué reniegan uno del otro?

¿Cuál es la razón por la que se desdicen,

se distancian y se disuelven?

Uno en el otro. Los dos en uno,

sin ti, sin nadie ante el vacío,

tras años de luz y de insomnio,

como una penumbra se siente

este sueño sin tormenta;

el silencio ante un espejo,

con una voz inconsolable

ante lo que permanece y llega;

y porque comprende, ya no más dice.

 

 

© Kepa Murua


GRACIAS POR ACEPTAR nuestras cookies, son simplemente para las estadísticas de visitas en Google.

Ver política de cookies
 
ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir al contenido