I

Comienzo hacerme a la idea

que un poema condensa

de manera que sólo sean

los

signos

necesarios

y la idea sea

exacta.

Ojo, esto no significa que lo realice

en mi cabeza le hago al cuento

y así me quiero quedar.

 

Si guardo o condenso

me censuro y es injusto

y lo injusto contrario a lo justo

no me agrada ¿a quién le agrada?

si pagan justos por pecadores

deseo ser de los malos

o no de los malos, mejor antihéroe

que están de moda, y son guay.

 

Lo que es horrible

es partir la prosa

operarla y volverla verso

mocharla y parcharla.

 

Pobre de la prosa que se tope

con exigencias estéticas de verso.

 

Haga patria y lea poesía

en prosa.

 

II

¿Y si la poesía contemporánea es un conato de raps?

sin loops ni drum and bass

pero harto punch line en el fondo

dando duro y a la testa

al mundo fuera de foco

que nos toca en cada parpadeo.

Un emcí modula y controla

la palabra se arremolina y dispara

a veces calla y no reconoce que pierde

¿Y si la poesía contemporánea es un conato de raps?

¿O viceversa?

 

 

 

 

 

 

¿De qué color es dios?

Mi madre tiene la certeza

Que no caminamos solos en el mundo

Que dios es el mismo en todos lados

Y sólo cambia de color y ánimo

Dependiendo quien lo invoque

y el medio por el cual se realice

el rito.

Por mi parte, alguna vez durante

un examen de la materia

Educación en la fe

Una de las preguntas era

¿De qué color crees que es Dios?

Tomé mi papel creador

Y no sólo le di color

Agregué forma, tamaño

Para mí dios un gran ventilador rojo

Que sopla cosas buenas y malas

Sin distinguir tonalidades

 

 

 

TRATANDO DE VER CÓMO SERÁ.

Imagino a mi hija

Ángela

buscando su identidad

entre las redes de la tecnología.

Un poema hecho por mí

por así decirlo también es retoño mío.

Si llevo a mis hijos a una piscina

¿Cuál de los dos flotará sin trabajo?

Y ¿cuál pedirá auxilio?

Cambiemos la piscina

por un grupo de críticos literarios.

 

Sin duda alguna

el poema sufrirá críticas de éstos

y cambios de parte mía.

Y Leona los miraba fijamente

levantará su dedo medio y hará el saludo

que le he enseñado.

No existe lógica ni retórica

en la situación anterior.

Sólo quiero presumir lo hermosa

que es mi hija y su nombre endecasílabo.

BIOGRAFÍA

Edgar Flores Bravo Nacido en la Ciudad de San Luis Potosí, S.L.P. 12/10/91. Ex estudiante de la facultad de Letras de la UASLP. Ha participado en lecturas y talleres a cargo de los poetas  Mario Alonso, Daniel Bencomo y Luis Alberto Arellano. Fue incluido en la antología La permanencia del deseo. Cuento de diversidad sexual XIII convocada por la editorial Décima. Más que poeta se considera un prosista criado entre lo que considera verse workers Actualmente labora como librero en una de las cadenas de librerías más importante del país.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies