Pilar HernandisSerenade

Esta noche me uno a tu lluvia de estrellas,
a esos parajes mágicos que acompasan
un recorrido imprevisible…donde la
sutileza de los acordes armónicos
de Franz Schubert activan
mis pasos.

Al alba, en su fuente, rocío los brotes
de los pensamientos renovados
que danzan con un rostro
tangible, por un mapa
bello, con las pautas
rojas del amor.

 

La Jaula

Ya nadie habita la jaula
su puerta permanece abierta,
el alma de mi alondra vuela libre
por los aledaños de la ensenada.
Sus vivos trinos impregnan
de solfas las vigorosas
y hondas raíces
de los juncos.

 

Elipsis

Deseo escuchar
la voz del silencio
envuelto en su nada…

Sin más arquetipos
que las nubes claras
pintadas en el cielo
con sus ondas blancas.

En silencio quiero
caminar despacio…
por un prado libre
de espinos que dañan.

Mirarme la cara
en reflejos de agua
con la brisa verde
de las albahacas.

Sentir en silencio
que mis mariposas
de tonos pálidos,
elevan su vuelo…
hasta las cúspides
del amor fraterno.

Con sigilo observo
que detrás del cielo
hay un mundo liso
con aromas nuevos,
sin los tonos grises
delas divergencias.

Y entre los silencios las voces etéreas
de la comprensión hondean mis céfiros.

Pensamientos

I

Camino despacio
admirando el cielo
¡Qué grandioso
destino!

II

Diosa del cielo
luna de sangre y oro
llora la nieve.

III

Soy pájaro que vuela
entre los arrecifes
por un mundo
indómito.


GRACIAS POR ACEPTAR nuestras cookies, son simplemente para las estadísticas de visitas en Google.

Ver política de cookies
 
ACEPTAR

Aviso de cookies