Emilio Pedro GómezSi el tiempo transcurriera hacia su origen

Ada Salas

Aún eres tan temprano…

En tu cinta de instantes
no te habías dado cuenta
de la hebilla.

Déjame oír de tu silencio

no hay luz como su luz
dándose eterna
sí minúscula
tal vezcomo la muerte.

Tiemblo en ti
con gacela ternura
con violencia de parto
y la felicidad del viento

hasta urdir juntos
libres de adiós

un pequeño infinito
en el instante.

La vida se detiene si la miras
hacia un punto fijo.

Cada instante
-milenios en la mano
destino que se cobra otros presentes-
esconde su pasar entre las hojas

con su botín de ausencias
un iglú de esperanzas sin cumplir
su difícil galaxia de alegrías

las huestes acechantes del dolor
empujando al destierro

su eternidad mortal
el tacto de la nada…

Alza el vuelo al llegar
obstinado en soñar lo que no es sueño.

Se le oye crecer
cuando se ha ido.


GRACIAS POR ACEPTAR nuestras cookies, son simplemente para las estadísticas de visitas en Google.

Ver política de cookies
 
ACEPTAR

Aviso de cookies