Nada es onírico

Por José Antonio Prades Dedicado a Lulú, por tantos motivos...         Mujer morena, mujer que espera a un hombre junto al ventanal. Su misterio fue leyenda en tiempos pasados. Ahora ya no retumba porque se apartó para la espera. Él llega y la abraza desde atrás. Ella vuelve la cara y le besa en los labios, un beso de almíbar, humedecido, que desprende aroma a un perfume que envolvió los encuentros hace cuarenta años. Hoy de nuevo. Azur. Cuarenta puede ser un … [Read more...]